Gloria Iturbe

“¡Niñas, niñas!
Dense prisa o llegaremos tarde…
Ya saben que no me gusta que se alteren…
Buenas noches.

 
Todos sufrimos junto con Cenicienta las maldades de este personaje, pero fueron más vívidas gracias a la perfecta interpretación y timbre de voz de esta distinguida Señora de la Actuación: Gloria Iturbe.

Lamentablemente, sólo tuvo dos participaciones en los Doblajes de Disney, Lady Tremaine y la Reina de Corazones, retirándose completamente de cualquier medio actoral a la edad de 41 años por causas desconocidas.

Esta es un poco de su historia.

Fuente: Tesis Gloria Iturbe, una figura olvidada del teatro mexicano,
Calva Hernández Laura, Tesis para Licenciatura, Colegio de Teatro, Facultad de Filosofía y Letras, UNAM, 1997.

Escucha a Gloria Iturbe como la Reina de Corazones, en un fragmento de un cuento narrado de los años 50.

Gloria Iturbe

Gloria Ocampo Heredia Nace en Bravo, Guerrero, México, el 14 de octubre de 1910. Adoptó el nombre de Gloria Iturbe, y su hermana mayor fue la dramaturga Maria Luis Ocampo, de quien presentó algunas obras, aunque su relación no fue muy estrecha.

La Familia Ocampo Heredia estableció su residencia en la capital mexicana hacia 1923, y Gloria inicia como actriz de teatro en un grupo de aficionados llamado Orfeó Català en el Catalá Center de la Ciudad de México, más su pasión por el teatro se demuestra en varias acciones. Se revela contra los prejuicios de su familia, lo que la obliga a separarse de ella, y desde muy joven se lanza a empresas teatrales bastante imponentes, como largas giras por provincia y países vecinos, y más tarde la conformación de su propia compañía; a los 18 años actúa en la inauguración de la Carpa Moleros. El teatro se convierte en el centro motor de su vida y todo lo demás pasa a un segundo plano, así a la edad de 23 años declara que nunca se casará, ni tendrá hijos, pues éstos podrían interferir en su carrera artística. Una declaración bastante fuerte para la época.

gloria_iturbeEs a los 19 su debut profesional como primera actriz en la compañía de Alfredo Gómez de la Vega en una temporada en el teatro Abreu que dura del 18 de abril 1930 a abril de ese mismo año, temporada larga considerando que las compañías permanecían en los teatros por espacio de un mes o dos, pues el público dejaba de asistir y tenían que despedirse. En esta temporada hay grandes esperanzas de que ayude a sacar avante el teatro mexicano sumido tanto tiempo en crisis. Así el debut de Gloria Iturbe tuvo el éxito que Gómez de la Vega pronosticaba, y el 20 de enero de 1930 se publica lo siguiente en el diario El Excélsior:

“La Primera Revelación, una gran revelación fue para el público la primer actriz, Gloria Iturbe, hermosa figura, voz fresca y deliciosa naturalidad espontánea; buen gusto en el vestir(…)”

La temporada continuó y siguieron presentando obras como El Pensamiento de Leonidas Andreiev, La Hora de Amar de Eduardo Bourdet, Topacio de Marcel Peagnol, La Enemiga de Eduardo Marquina y Maya de Simón Gantillón, entre otras, siendo esta última todo un escándalo desde antes de su estreno. Suscitó una gran polémica alrededor de su contenido inmoral pues Gloria interpretó el personaje de Linda Maya, la pecadora mujer de la vida galante, y en esta misma obra hizo su debut Andrea Palma, como una de las amigas prostitutas de Maya. Para muchos fue este el personaje que consolidó a Gloria y que le dio la consagración. Con esta obra terminó la temporada, quizá por la polémica causada.

En Mayo de 1931 inicia una gira con su recién estrenada compañía, llegando al Teatro Degollado de Guadalajara. La gira continuó por el interior de la República Mexicana, Cuba y Guatemala, terminando en mayo de 1932. En ese mismo año, abre nuevamente temporada con su compañía en el Teatro Virginia Fábregas de la Ciudad de México, presentando La doble Pasión de María Luisa Villeroy y Una Muchacha Insignificante de Gerbidón y Almont, y ya no es hasta el 29 de noviembre de 1934 cuando reaparece en escena en el Teatro Álvaro Obregón, también de la Ciudad de México. Sin embargo el empuje con el que inició su carrera teatral, su rápida consolidación como primera actriz y su incansable trabajo por el teatro se truncan a principios de 1935.

Radio y cine

Comenzó a trabajar en radio en la estación X.E.T.R.A a fines del mes de Julio de 1933, y la radio fue un medio que no abandonó pues en 1943 creó en la X.E.W el famoso y popular personaje de La Doctora Corazón, que se mantuvo al aire durante años. También realizó varias radionovelas, siendo la más duradera y famosa: Aves Sin Nido: La Historia de Anita de Montemar, con Emma Telmo como protagonista y compartiendo créditos con Rosario Muñoz Ledo y Carlos David Ortigosa.

Gloria Iturbe era de tez morena clara, cabello oscuro, grandes ojos, nariz respingona y boca chica. Su complexión era mediana y bastante llenita, siempre vestía en colores oscuros y no era para nada la figura espigada que se imponía en el cine, quizá por eso fue breve su paso por este medio. Su primera película fue Una Vida por Otra, de 1932 y dirigida por Fernando Fuentes, la segunda fue El Anónimo, en el mismo año y del mismo director. Esta cinta marca su debut cinematográfico como protagonista, pero lamentablemente no queda ni su negativo, ni copia alguna. Su tercer trabajo fue Doña Malinche en 1934 dirigida por José Castellot Junior, y después aparece en La China Poblana junto con María Félix y desaparece del cine, hasta 1950, regresando en Para que la Cuña Apriete donde también salen Carmen Donadío (como bailarina) y Amparo Garrido.

Sin embargo el enorme interrogante acerca de las causas que determinaron la deserción de Gloria Iturbe de la actuación quedan en pie, apenas aligeradas por posibles hipótesis como cambios en su vida privada, a nivel familiar, o quizá simplemente se modificaron sus intereses artísticos.

Gloria Iiturbe fallece en Guadalajara, Jalisco, México, el 9 de Junio de 1976.

Esta entrada fue publicada en Artículos el por DoblajeDisney.