LA BALLENA CANTORA

Música: Ken Darby
Letra: Edmundo Santos



La primera noticia fue esta:
Un pequeño reportaje
de una misteriosa voz
que se oye en alta mar.

Después la sensacional noticia
apareció en primeras planas.
Y a grandes caracteres.

¡Extra, lean la prensa, prensa!

¿Una ballena?
¿La de la voz?
¡Un ballenato!
¡Es imposible!
¡Inverosímil!

Y dicen que canta las óperas muy bien.
¡Es increible!
¡Inconcebible!

La noticia seguía creciendo más y más.
Los pasajeros de un trasatlántico
afirman que el misterioso ballenato
les dio serenata en alta mar.

Reuniéronse maestros
en ciencias anatómica y biológica.
Gritaron, riñeron,
citáronse la lógica.

Estúpido,
ridículo,
nosotros lo negamos.

Fenómeno,
fantástico,
nosotros lo aprobamos.

Tetti Tatti famoso empresario
de la Gran Ópera
cavilaba.
Después pensó y volvió a cavilar.

"Hmm, 'io' pienso...
'¡Queste' monstruo ha tragádose un 'tenore'!
¡Eso! ¡El ballenato se ha 'mangiado' un 'tenore'!
'Io' descubrí al gran Donatelli cuando 'laboraba' en la pescadería,
'e dopo' descubrí al eminente Galli en una 'stioneria'.
¿'E perquè io' no he de encontrar un nuevo 'tenore'
dentro de la 'pancia' de un ballenato? ¿Eh?
Lo trobo!

Yo quiero un barco grande
y quiero un buen arponero,
fotógrafos, tripulantes,
y 'molti' reporteros.
Periódicos, periódicos, 'pubblicità'.