CANCIÓN DE LOS TRABAJADORES

Música: Frank Churchill
Letra: Edmundo Santos



¡Vamos! ¡Vamos! ¡Jala! ¡Jala!
¡Vamos! ¡Vamos! ¡Jala! ¡Jala!

De día y de noche igual
es trabajar sin descansar
pues no quisimos estudiar.

¡Cava! ¡Tira!
¡Cava! ¡Clava!
¡Cava! ¡Tira!
¡Clava! ¡Clava!

Cuando otros a dormir se van
y descansando en su casa están
los peones trabajamos más.

¡Vamos! ¡Vamos! ¡Jala! ¡Jala!
¡Vamos! ¡Vamos! ¡Jala! ¡Jala!

La paga se nos va en gastar
jamás podremos un centavo ahorrar,
porque lo que ganamos todo lo gastamos.
Muy rudo es el trabajo
pero una gran satisfacción nos da,
porque a los niños damos diversiones.

Es muy dura nuestra vida
casi sin poder dormir.
¡Vamos!
Trabajar por la comida
y una cama de aserrín.

Ni la lluvia ni tormentas
nos habrán de detener.
Hay que levantar el circo
al patrón hay que servir.

¡Jala! ¡Ya! ¡Jala! ¡Ya!
¡Jala! ¡Ya! ¡Jala! ¡Ya!
¡Jala! ¡Ya! ¡Jala! ¡Ya!
¡Jala! ¡Ya! ¡Jala!

Un gran ritmo hay que llevar
con el mazo al golpear
y así poder mejor clavar.
Remontando y clavando,
pronto el toldo quedará
instalado para el Circo.
¡La función debe empezar!

¡Clava! ¡Jala! ¡Clava! ¡Jala!
Ya...