DAME UN SILBIDITO

Música: Leigh Harline
Letra: Edmundo Santos



Cuando estés en líos
por tu bien o por tu mal,
¡dame un silbidito!
¡Dame un silbidito!
Y si no pudieras
dominar la tentación,
¡dame un silbidito!
¡Dame un silbidito!

No olvides de silbar,
no basta soplar.
Y al no poder silbar, grita:
-¿Pepito Grillo?
-¡Eso!

Si te estás portando bien
y te tentara el mal,
¡dame un silbidito!
¡Dame un silbidito!
Y siempre tu conciencia mandará.


Si te estás portando bien
y te tentara el mal,
¡dame un silbidito!
¡Dame un silbidito!
Y siempre tu conciencia mandará.
Y siempre tu conciencia mandará.