CANCIÓN DEL BAÑO

Música: Frank Churchill
Letra: María Ovelar



¡No hagáis caso a ese gruñón!
¡Venga, amigos!
¿Y no duele mojarse, Doc?
¿No encojerá la barba?
¿Nos metemos dentro?
¿Hay que lavarse donde no se ve?
No, no, con calma, seguidme.

Sin miedo empezáis
y no os asustéis
pues si os remangáis
más fácil lo haréis.
Recoged mucha agua
despues os remojáis y hacéis
brr, brr, brr.

Coged el jabón
y sin vacilar
con mucha espuma
la cara hay que mojar.
Y con agua en las manos
debéis inspirar, soltar
brr, brr, brr.

Mojad y frotad
lavad y limpiad
también salpicad
y chapotead.

Tal vez sentís frescor
y humedad
pero os va a divertir
la novedad.

No habrás de olvidar
ni la nariz
y te sentirás
muy limpio y feliz.

Panda de nenas,
es que me enfermáis
si hacéis brr, brr, brr.

Bien fuerte frotad
no hay que negar
que será una beldad
después de secar.

Pues si el cuerpo bañáis
limpia el alma tendréis si hacéis
brr, brr, brr.