Amparo Garrido

amparogarrido1

“Este es un pequeño gran disco
original de Walt Disney
y yo soy la narradora de cuentos
de Disneylandia…”

 
Quien reconozca estas palabras, pertenecientes a la colección de cuentos narrados Disneylandia, seguramente las oirá en su cabeza asociadas a una inconfundible y melodiosa voz. Una dulce voz que fue tambien la voz de Blancanieves y de la madre de Bambi: Amparo Garrido. O Amparito, según se leía en las contraportadas de los discos.

amparogarrido_creditos


Actualmente Amparo Garrido sigue trabajando como actriz, realiza una activa tarea en la Asociación Nacional de Actores (ANDA), y tiene una apretada agenda, pero pudo hacer un hueco para compartir sus recuerdos con nosotros.


Sus inicios

amparogarrido2- Bueno yo soy de una familia de artistas de los Arozamena, mi abuelo que en paz descanse, Don Eduardo Arozamena, es por lo cual la ANDA tiene la medalla de los 50 años, para premiar la labor artística ininterrumpida de los artistas, entonces yo de chiquilla, mi familia hacía teatro, y me sacaban para hacer los papeles de los niños, o de las niñas, yo era muy delgadita, con el pelito corto, entonces igual podía hacer una niña, que un niño, así es que desde muy chiquilla comencé, pero principalmente en teatro, yo empecé en teatro. De ahí pasé a radio, y después a doblaje, que vino a revolucionar muchas cosas…

En doblaje empecé precisamente con alguien que fue socio del Sr. Edmundo Santos, que eran Santos y Lee, Mr Lee, Irving Lee. El señor Lee estaba en Villalongín, tenía unos estudios, no recuerdo cómo se llamaban, porque eran también de unos americanos… ¡Thompkins!, entonces me llamó ahí. En aquél entonces se casó Karitina González con Narciso Busquets y Karitina hacía voces de niño en varios programas, y yo en radio hacía voces de niño y de niña. Yo había hecho inicialmente al Negrito Alegría, un niño como de 6 años, cubanito, bastante simpático, y también trabajaba en cualquier otra de esas cosas que se necesitara en radio. También como dama joven, y tuve suerte de estar casi desde un principio como estelar de radio, aunque era yo muy chamaca. Karitina y Narciso me recomendaron con Mr. Lee para que yo pudiera hacer las voces de esas series de niños y desde ahí empecé en doblaje, y después con el Sr. Ortigosa en CIMSA, en fin con todos, y también los que estaban en Avenida Cuauhtemóc…

Aunque donde trabajé más fue en doblaje, los años que estuve en radio fueron bellísimos, muy bonitos, porque uno tienen la libertad de poder demostrar, su temperamento, sus emociones y sus pasiones, ¡y todo! sin un límite. En el doblaje tiene uno que limitarse a la imagen, y en la imagen si aquélla gente esta furiosa, pero no grita, pues uno no puede gritar porque desaforaría, porque no vendría bien con la imagen; y en el radio todo es ilusión, igual hacía una limosnerita que cualquier cosa, por ejemplo: Lágrimas frente al Sol, Corona de Lágrimas, San Martín de Porres, Chucho “el Roto” durante 10 años, hice a la mamá, a la hija, Matilde de Trisack, Lolita la hija…

Trabajando con Edmundo Santos

– Cuando Santitos hizo Blanca Nieves ya había una versión dirigida por Luis César Amadori, pero querían la versión hecha por el señor Santos. Él era realmente un magnífico director, y además una persona de gran sensibilidad y con una captación fantástica para seleccionar voces que le fueran a cada uno de los personajes. En aquél entonces prácticamente no se usaba, pero él hacía castings y para mí fue precioso, porque Blanca Nieves para mí era algo que me fascinaba, Blanca Nieves era mi cuento de niña. Entonces de pronto me manda llamar Santitos y me dijo que quería que fuera por favor a sus estudios, que estaban ahí en Estudios Azteca, lo que fue antes Estudios Azteca, sobre Avenida Coyoacán, fui y me pasaron unos loops donde estaba Blanca Nieves, en la versión original en inglés, y me dijo : “a ver escúchala, para que veas cómo lo dirías y qué voz le pondrías”. Yo le puse mi voz adecuada a como veía la figura, no hice ninguna prueba más, ya me dio llamado para poder doblar a Blanca Nieves. Aunque es increíble, me recuerdan más por el personaje de la mamá de Bambi que por el de Blanca Nieves, y la mamá de Bambi era un papel pequeñito, en cambio en Blanca Nieves era un estelar.

amparogarrido3¡Edmundo Santos era muy bueno como director! Él era muy sensible, cuidaba todo, la perfección de la sincronía, pero sobre todo cuidaba el sentido, la intención que uno le daba a los parlamentos. Ahora a veces vemos que como que se hacen al vapor ¿verdad? Y a él le encantaba que las voces dieran exactamente con el tipo de personaje que uno estaba doblando.

También antes se cuidaba más la réplica. En la actualidad por ejemplo, si hay un actor que tiene un problema de trabajo o de tiempo, o lo que sea, pues va y hace, digamos, todo lo que corresponde a su personaje, sin tener la interlocución, y ya después va el otro y hace la respuesta, por la tecnología que ha avanzado tanto… En aquél entonces no, era en un loop, y si en ese loop entraban 5 personas, pues tenían que estar las 5 personas.

- ¿Cuál fue su relación con sus antagonistas en Blanca Nieves?

– Con Rosario Muñoz Ledo había trabajado mucho en la radio, y entonces había habido algunos malos entendidos muy al principio, pero después ya no, se limaron las asperezas y pues yo la estimaba mucho. No éramos las grandes amigas, de ir a comer juntas, ni nada de eso, pero había una cordialidad y un respeto mutuo. En cambio con Carmen Donadío la relación era muy buena. Doña Carmen Donadío, estaba EXTRAORDINARIA. Yo comencé en XEX y ella también, de ahí nos llevábamos muy bien, y como las voces eran muy distintas, pues no había una rivalidad, porque ella tenía una voz grave, fuerte, eran tan importante, y yo más bien hacía las damas jóvenes o quizá otro personaje que requiriera una voz grave, pero siempre era distinto mi matiz al de ella.

Luego vino Bambi. También fue muy bonito, porque el que hacía de Bambi estaba muy emocionado… como yo hacía su mamá y la matan, en la escena donde se esta muriendo, lloró mucho, el venadito, y todos estábamos emocionados, llorando en el estudio, todos, todos…

Escucha a Amparo Garrido hablando de los Discocuentos

Otros trabajos hasta la actualidad

– También tuve el gusto de trabajar con Arturo de Córdova, en una película de la ciudad de los niños, y yo hacía la voz de la Virgen, fue muy bonito, fue precioso, eso fue para cine… y con Don Luis Buñuel, en La hija del Engaño, pero ahí ya fue como actriz, no sólo la voz …

amparo_garridoYo siento que antes los doblajes se hacía con más perfección y con más lentitud, porque eran de pedacitos en pedacitos, y hasta que no quedaba perfecto, no se pasaba a otra cosa, ¡era un trabajo de edición muy fuerte!, porque después el editor tenía que reunir todos los pedacitos, y si se pasaba un poquito se borraba alguna cosa, y había que repetir, se tenía que hacer retake de aquello…

Ahora no, a veces se van en una hoja o dos hojas al mismo tiempo. La calidad se diluye un poquito por la prisa de alcanzar la cantidad de cosas que se tienen que decir, porque si un actor, que los hay magníficos y lo digo, México sigue haciendo el mejor doblaje, pues si tienes 10 parlamentos estás tan pendiente del siguiente y del otro, y del otro, y otro, que se te puede escapar una inflexión de voz que es muy importante; entonces puede ser, y en aquél entonces no, porque eran pedacitos cortos: loops.

Actualmente estoy trabajando en Televisión, también soy escritora, estoy haciendo un papel simpático en Velo de Novia, he hecho varias telenovelas, Muchachitas, Locura de Amor, La Mentira, Yo Compro Esa Mujer… llevo unas veintitantas telenovelas, en papeles pequeños, obviamente ya no estoy para hacer a la protagonista, pero sí pequeñas participaciones, actuaciones especiales.

Esta entrada fue publicada en Entrevistas el por Miguel Navarro.