Olga Donna Dío

olgadonnadio

Carmen Donadío es una de las pocas actrices que aparecieron en casi todos los doblajes de las películas de Disney, y sus interpretaciones fueron siempre memorables. Contactamos con su hija para charlar de una de las más grandes actrices que ha habido en la historia del doblaje en México.

Ella ha seguido los pasos de su madre como actriz y actualmente es directora de doblaje y dirige Artstudio, escuela para formar actores de doblaje.

Entre sus trabajos más recordados como actriz, está el de la “Princesa Amancer” en la caricatura “¡Ahí Viene Cascarrabias!”, una serie muy popular en los años 70, así como su trabajo en “Ally McBeal”.

ACTUALIZACIÓN: Carmen Donadío falleció en 2005,
un año después de la publicación de este artículo. Descanse en paz.

Antes que nada quisiéramos reiterar nuestro más profundo agradecimiento a la señora Olga por concedernos su tiempo, ya que muy amablemente nos dio la entrevista en su pausa para comer durante una sesión de doblaje, en los estudios Sonomex, donde se encontraba dirigiendo.


– Mi madre no es mexicana, es cubana. Nació el 4 de noviembre de 1921 en La Habana, Cuba. Todavía vive, ¡bendito sea Dios! Su nombre completo es María del Carmen Donna Dío Rodríguez. El apellido es italiano; es un solo apellido que debe de ir separado, aunque casi siempre lo han escrito como “Donadío”, y quiere decir “Señora de Dios”. Su abuelo era italiano, se casó con una española, vinieron a Cuba, nació mi mamá, luego su hermana, Olga, como yo. De hecho yo soy Olga Castrejón Donna Dío, pero siempre me identificaron como “la hija de Carmen Donadío”, así que me quitaron el Castrejón y me dejaron sólo el Donna Dío.

Inicios

– Ella se inicia realmente por familia como concertista de guitarra, pues su padre era Ramón Donna Dío, también fue concertista. Tenían un programa que se llamaba “Cuerdas y Guitarras”, muy famoso en México. Por esto la educación de mi mamá y de mi tío, que eran los mayores, era realmente artística. Mi abuelo decía: “con que sepan hacer cuentas y medio leer y escribir, es más que suficiente”. Mi mamá después estudió por su cuenta, pero ya mayor, porque realmente su educación fue principalmente artística.

Se inicia como contorsionista y bailarina. Su pareja de baile fue el Señor Edmundo Santos, por eso es tanta la amistad. Salían de gira, iba con mi tío de caravana por los pueblos, y también le daban clases de guitarra y mandolina. Abandona temporalmente el baile o la carrera artística a la edad de 17 años, que es cuando se casa por primera vez. Tiene a mi hermano a los 18 años, se casó con un representante de artistas y cantante de tangos: Juan Tenorio. Él fue su primer esposo. Se divorcia como a los 4 años de matrimonio, y bueno, tiene que mantener un hijo, así que se mete a tomar clases de dicción, actuación, etcétera, en lo que ahora conocemos como talleres, con maestros particulares, lo mejores de la época. Así, inicia su carrera como actriz, en la XEQ, XEW, en todas las estaciones de aquella época, en las radionovelas. Muy pronto empezó a encabezar como estelar, siempre de mala, por su timbre de voz… como es grave, pastoso, muy enérgico, siempre fue la dama joven, pero mala.

Karla Falcón

Karla Falcón

Hay una anécdota que recuerdo mucho porque acompañaba a mi mama en estas cosas, y como niño se te queda grabado. Creo que era en una radionovela que se llamaba “Corona de espinas”. Ahí hacía a la villana, y recuerdo que tenía que salir custodiada, ¡porque la gente la quería agredir! A mí de niña me impactaba eso, salía con guaruras de la XEW. La gente se involucraba más en las historias, sobre todo en esa época que era más radio, ¡la televisión estaba en pañales! Y se creían a los personajes.

También cuando la acompañaba a cobrar a la ANDA, que era los sábados, ¡había muchísimas personas esperándola a la caza del autógrafo! Era un verdadero acoso, la gente la tocaba para ver si era de carne y hueso, ja,ja,ja… aunque ese fue mi mundo de pequeña, pues también empecé en el doblaje desde niña. Somos tres generaciones, pues también mi hija, Karla Falcón, hizo a Nala en “El rey León” y empezó desde los 3 años, también hizo un papelito en “Lilo & Stitch”.

En televisión

– Mi mamá es fundadora de la televisión. Inició en el edificio de la Lotería Nacional, donde se hacían las primeras transmisiones, cuando empezaba “Telesistema Mexicano” (hoy Televisa). Ahí alternaba de actriz y de locutora. Ya estaba embarazada de mí y anunciaba enseres domésticos, y siempre salía detrás de ellos para que no se le viera la panza. Todo eso era en directo. Lo alternaba con radio. Hizo varios Teleteatros que después se convirtieron en telenovelas. Trabajó con el “Panzón Panseco” y mucha gente importante de la época, después fue locutora oficial durante mucho tiempo de “El Teatro Fantástico de Cachirulo” con Enrique Alonso*. Mis hermanas y yo íbamos a tomar “Chocolatote” ahí al programa ja,ja,ja… A nosotros nos metían en el comercial porque siempre íbamos a las grabaciones, de hecho aparecí en varios episodios y sustituí a Aurora Alonso cuando ella salió.

Y algo que recuerdo mucho es que antes de dormir nos contaba un cuento, pero no creas que los clásicos, no… ¡ella misma los inventaba y nos los actuaba, haciendo todas las voces…! Era algo muy bonito.

Doblaje

carmen_donadio- Toda al carrera de mi mamá se va hilando en radio y de repente empieza el doblaje, que no empezó en México, fue en Nueva York. Ahí se llevan a Pedro de Aguillón, Rosario Muñoz Ledo, Víctor Alcocer, etc. Luis de Llano Palmer invita a mi mamá, pero no puede ir, porque tenía un bebé. ¡Ese bebé era yo! Después llegó el doblaje a México y fue un rotundo fracaso mientras se hizo para el cine. Realmente el doblaje tomó fuerza cuando la televisión empezó a crecer, por las producciones norteamericanas. Había que llenar espacio. Fue entonces cuando empezaron a doblar las series para la televisión, en CIMSA, que estaba en Heriberto Frías. Ahí empieza mi mamá en el doblaje. Había varios estudios, como “El Rivatón de América” , “Oruga” y fueron varias empresas las que inician. Curiosamente, se hacían grupitos, unos exclusivos de una empresa, otros de otra, pero en el caso de Carmen Donadío no pasó esto, era llamada en todos los estudios por su voz. Dobló series como “Los Bervely Ricos” haciendo a la secretaria, hizo a Endora en “Hechizada”, en “Los Locos Adams” era la abuela, y muchas series más. Fue una trayectoria de muchísimos años. También hizo mucho teatro.

En películas de largo metraje dobló a Betty Davis. Mi mamá no es una persona que haya guardado mucho, pero tenía una carta de Betty Davis agradeciéndole que la hubiese doblado, diciendo que si ella hubiese tenido la voz de mi madre, hubiera sido maravilloso. En esa época había contacto, era menos gente de doblaje y menos gente también allá, entonces había un contacto entre los actores.

Trabajando para Disney

carmendonadio- Intervino en el doblaje de varias películas de Disney, en la primera que se hizo en México: “Cenicienta” donde hizo a una de las hermanastras, y me acuerdo ir a las sesiones de doblaje y haber visto a Evangelina Elizondo doblando. En “Alicia” hizo a la hermana de Alicia y a una de las flores, en “Peter Pan” hizo a la mamá de los niños, en “El Libro de la Selva” hizo a una elefanta, hizo a Cruella de Vil en “La Noche de las Narices Frías”, participó en los doblajes de casi todas las películas de Disney, ya fuera en un papel protagónico o en un pequeño papel, pero casi siempre estaba, por su calidad histriónica. Tenía un timbre de voz muy especial. De hecho hay una anécdota: no recuerdo qué película fue, pero fue una película de mucho éxito, y era un hombre que se vestía de mujer, mi mamá hizo ese papel y no se notaba la diferencia. Sin embargo se le escuchaba femenino cuando era mujer.

Mi mamá ya había hecho montones de brujas antes, y en el caso de Cruella de Vil nada tiene que ver con la bruja de “Blanca Nieves”, ¡era muy versátil! Su interpretación de la bruja es estremecedora, y el grito que pega al final es muy recordado. Es maravilloso escuchar todo tipo de comentarios de gente que llegue a una admiración tal. Han tratado de suplirla y buscar a alguien con un timbre similar, pero no hay nadie que la iguale en calidad histriónica.

Escucha la magistral interpretación de Carmen Donadío en la secuencia final de “Blancanieves”

En aquel entonces era muy amiga de Edmundo Santos, era una señora muy guapa, famosa por sus piernas, ¡imagínate de bailarina! y tuvo muchos admiradores, como Víctor Alcocer, José Manuel Rosano… Edmundo Santos la quería mucho como ser humano, la admiraba mucho, como mi mamá admiraba a Edmundo Santos, era una admiración mutua, y eso se ve en el trabajo.

Recuerdo que antes a los actores les hacían una Premiere exclusiva en los Estudios Churubusco, donde estaba todo el reparto con sus familiares e hijos… estamos hablando de 20 ó 30 personas, un grupo muy pequeño, y a mí me llevaron a todas. Luego en la escuela presumía, “¡esa yo ya la ví antes que ustedes!” Ja,ja, ja… recuerdo haberlas visto todas antes que llegaran al cine…

En la actualidad (2004)

– Siempre preguntan ¿cuál es mejor doblaje, el de antes o el de ahora?. Puedo decir que antes el trabajo era más fresco, no había limitaciones y no se pasaban los actores el tiempo extra, eran muy naturales. Antes había una mejor sintaxis, y más actuación, que es lo que se ha perdido un poco en la actualidad. No porque haya malos actores, sucede que ahora se le da más paso a lo técnico que a lo actoral. Por ejemplo, está uno llorando, y “¡corte!”, ¿qué pasó? ¡Se oyó salivazo!, gluuuuurp, ¡pero si estoy llorando!, ¡claro que lo hay! Eso es algo que piden mucho los clientes, que no se escuche nada, que el sonido sea perfecto, aunque ese sonido, salivazo o lo que sea, lo haya en la versión original.
 

* “El teatro fantástico de Cachirulo” fue un programa infantil muy famoso en México en los años 60, donde se contaba un cuento en cada episodio. Era completamente teatral, y en los comerciales se anunciaba el polvo de chocolate “Express”. La canción era: “Este es el trencito del chocolate Express, alegre y muy bonito y ¡qué sabroso es!”. Enrique Alonso (Cachirulo), que vestía un traje de rayas, era el anfitrión del programa y decía que se tomaran su “Chocolatote”.

 

Esta entrada fue publicada en Entrevistas el por Miguel Navarro.