CANCION DE LA MANZANA

Música: Kim Gannon y Walter Kent
Letra: Edmundo Santos



Escabeches sabrosones,
pastelitos, pastelones,
budín regio y compota...

-¿Y aún hay más?

Hay tortitas muy bien fritas,
dulce jugo, sidras ricas
con las que se baña el paladar.

Se fríen, hierven, guisan, asan...

-Se hacen postres y se envasan...

-¡Eso! Así se conservan bien.

¿Ves? Se preparan de mil modos
para darle gusto a todos
y el tesoro en tu mano está.

Ven, tus aperos son tus manos.
Márchate a plantar manzanos.
Mucha tierra ociosa hay que sembrar.
Mucho hay que trabajar.

-Sí señor... pero, no señor...
necesito el equipo.
Eso es lo primero,
sin él no puedo ser pionero.

-¿No puedes ser pio...?
¡Y dale con eso!
Yo te he de guiar...
tienes lo esencial para triunfar.

Mira, tienes semilla para empezar,
y cuando una duda tengas
este libro te ha de iluminar.

Esta gorra resistente
tiene mango de patente,
dale vuelta y puedes cocinar.

Ven, tus aperos son tus manos.
Márchate a plantar manzanos.
Mucha tierra ociosa hay que sembrar.
Y mucho hay que trabajar.