AVENTURA EN ALTA MAR

Música: Allie Wrubel
Letra: Edmundo Santos



Érase un remolcador
que vivía en Nueva York
y era fiel a su honrada y noble profesión.

Su deseo era enseñar
a su hijito a remolcar
pero el muy juguetón prefería travesear.

Chucu-chuc chuc yo soy mejor,
yo soy un gran remolcador.
Llevo los barcos al puerto ya
como mi papá.

Chucu-chuc chuc chuc,
chucu-chuc chuc chuc,
chucu-chuc chuc chuc,
chucu-chuc chuc chuc,
chuuuuuuu...

Interrumpir la navegación
era su gran diversión
y después demostrar lo bien que sabía nadar.

Pero un día se excedió
y en buen lío se metió,
a su pobre papá un buen susto le propinó.

¿Cuándo vas por fin a trabajar?
¿Cuándo vas por fin a ser formal?
No te puede dejar tu papá en su lugar
mientras vea que te portas mal.

De los gendarmes escapó,
pero tanto se espantó
que por fin decidió ser bueno y trabajar.

Y encontró gran ocasión
de mostrar su decisión
cuando vio a su papá remolcando un gran vapor.

Chucu-chuc chuc yo soy mejor,
yo soy un gran remolcador.
A mi papá le voy a ayudar,
yo voy a empujar.

Chucu-chuc chuc chuc,
chucu-chuc chuc chuc,
chucu-chuc chuc chuc,
chucu-chuc chuc chuc...

¿Cuándo vas por fin a ser formal?
Por tu culpa te van a expulsar
lejos de la ciudad,
en la cruel soledad,
condenado a vagar por el mar.

Tu pecado traerá
la deshonra a tu papá.

¿Hasta cuándo dejas de hacer mal?

En la inmensa soledad
lo atacó la tempestad.
De la furia del mar no se podía escapar.

Y las olas sin piedad
lo atacaban con crueldad,
contra grandes peñascos lo iban a estrellar.

Mas de pronto una señal
que en los cielos vio estallar
la lección de su padre le vino a recordar.

Una embarcación se hundía,
entre las rocas se rompía
y su obligación era irle a rescatar.

¿Ya lo ves?, ¡qué bueno es ser formal!
Ideal.
Por tu acción la nación te va a premiar.

Hoy te aclaman con pasión
por tu arrojo y decisión,
por tu noble y bravo corazón.

Ahora sí ya está feliz tu papá.