AY-HO

Música: Frank Churchill
Letra: María Ovelar



Cavar, cavar, cavar, cavar
en la mina quiero yo.
Cavar, cavar, cavar, cavar
no acabas nunca, no.

Quin cava más muy rico es
si tu al pico das al derecho y al revés.

Y al cavar, y al cavar,
con afán, con afán
otros mil diamantes van.

Cavar, cavar, cavar, cavar
cavar de sol a sol.
Mas todo puedes arruinar
si pierdes el control.

Diamantes hay un buen montón
y rubíes miles, un millón.
Y aunque sin saber por qué razón
cavamos con ilusión.

Ay-ho, ay-ho,
ay-ho, ay-ho...

Ay-ho, ay-ho,
la hora ya llegó.

Ay-ho, ay-ho, ay-ho,
ay-ho, ay-ho,
a casa vuelvo yo.

Ay-ho, ay-ho.

Ay-ho, ay-ho, ay-ho, ay-ho,
ay-ho, ay-ho, ay-ho, ho.

Ay-ho, ay-ho,
el Sol ya se ocultó.

Ay-ho, ay-ho, ay-ho,
ay-ho, ay-ho,
a casa vuelvo yo.

Ay-ho, ay-ho, ay-ho,
ay-ho, ay-ho,
el día ya acabó.

Ay-ho, ay-ho,
ay-ho, ay-ho, ay-ho, ay-ho, ay-ho, ay-ho...